curso

Diseño de instrumentos de evaluación para el aprendizaje por indagación

Presentación

La evaluación educativa se ha definido como un proceso continuo y personalizado dentro del sistema de enseñanza-aprendizaje cuyo objetivo es conocer la evolución de cada estudiante para, si es necesario, adoptar medidas de refuerzo o de compensación para garantizar que se alcanzan los objetivos educativos definidos para su nivel. (Castillo Arredondo S. y Bolivar Botía, A., 2002). Es, por tanto, una herramienta de gran utilidad para tomar decisiones pedagógicas para mejorar el desempeño de un estudiante, así como para determinar si los procedimientos y metodologías educativas elegidas están siendo los adecuados.

La evaluación educativa tiene un doble efecto tanto en docentes como en los alumnos. Los docentes pueden informar a los estudiantes cuáles son los objetivos y los resultados esperados de aprendizaje y posteriormente comprobar la eficacia de los métodos de enseñanza utilizados, mientras que en los alumnos la evaluación puede ser una herramienta de motivación positiva para lograr un reconocimiento a su esfuerzo a través de las calificaciones, lo que, en ocasiones, les obliga a revisar los contenidos de materias de estudio anteriores consolidando el aprendizaje y aclarando ideas.

 

Al pensar en evaluación educativa normalmente pensamos en la realización de exámenes, sin embargo, la normativa vigente extiende el proceso de evaluación a los distintos ámbitos y agentes de la actividad educativa. Es decir, también incluye a los docentes, a los centros, a la idoneidad de los currículos e, incluso, la actividad de las administraciones educativas.

En este curso se ofrece al docente un esquema sinóptico -fundamentado y con un nivel de detalle que facilite la comprensión- del proceso evaluativo, identificando sus principales hitos y los requerimientos que deben satisfacerse para obtener resultados confiables y que puedan ser usados para tomar decisiones.

Comenzaremos describiendo las distinciones básicas que es preciso manejar al abordar el tema de la evaluación en el contexto educativo, para continuar con la enunciación de las distintas clasificaciones de la evaluación y, a partir de ellas, distinguir los tipos de evaluación educativa, revelando las implicaciones de cada uno de acuerdo con la información que se espera levantar y los instrumentos o dispositivos para hacerlo, el tipo de conclusiones que se puede extraer a partir de ellas, y el uso que se hará de los resultados obtenidos.

A continuación, se aborda el tema de la coherencia que debe tener un proceso o sistema de evaluación a lo largo de sus fases o componentes, y cómo ello se relaciona con el proceso de validación de un instrumento. Tal consistencia se puede plantear a partir de las respuestas que el diseñador debe dar a las preguntas: ¿qué

evaluar?, ¿para qué evaluar?, ¿cómo evaluar?, ¿cuándo evaluar? y ¿A quiénes evaluar? La respuesta a estas interrogaciones se vincula con los hitos de un proceso de evaluación.

En el segundo módulo se presentan los instrumentos o dispositivos orientados a recolectar evidencia para la evaluación; se pone énfasis en que su elección depende siempre de la naturaleza de aquello que interesa conocer y, asimismo, de las restricciones o limitaciones que imponen el contexto y las situaciones específicas en las cuales será llevado a cabo el proceso evaluativo.

En el tercer módulo se introduce al lector en los temas de cómo se estructura un análisis de datos, mediante la figura del plan de análisis, mostrando los tipos de datos que es posible producir mediante la evaluación y sus características específicas, detallando componentes y criterios de calidad para un buen plan de análisis, y deteniéndose en los métodos de análisis de datos cuantitativos y cualitativos, a nivel descriptivo. Además, se aborda la idea de cómo hacer uso de los hallazgos producidos, generando distinciones entre los distintos tipos de usos y destacando aquellos orientados a mejorar un programa o institución.

En el cuarto módulo, se describe el ciclo de uso de datos de las evaluaciones, el cual es un conjunto de pasos para utilizar formativamente la información disponible en el establecimiento educacional. En segundo lugar, se plantean los componentes para el empleo pedagógico de datos, tanto los organizacionales, como los individuales y aquellos asociados con hábitos y creencias que favorecen esta práctica en las escuelas. En tercer lugar, se aborda la retroalimentación formativa como una estrategia concreta y efectiva para promover los aprendizajes de los estudiantes y la enseñanza de los docentes a partir de los datos de evaluaciones. Al respecto, se entregan algunas orientaciones cuyo fin es favorecer un espacio de retroalimentación planificado y adecuado.

Propósitos

Propósito general

Mejorar la forma de evaluar a los estudiantes transformando su aprendizaje y elevando la calidad educativa.

Propósitos específicos

  • Consolidar un lenguaje básico respecto a la evaluación educativa que permita hacer distinciones conceptuales relevantes y favorezca el trabajo de quienes participan en los procesos de diseño, aplicación, análisis y uso de la información en un marco de rigor técnico.
  • Orientar a los docentes para la elaboración y el uso de diferentes instrumentos de evaluación, que pueden usarse en la Educación Media Superior.
  • Disponer de las competencias necesarias para interpretar la evaluación educativa y usarla efectivamente para la toma de decisiones orientada a la mejora de los procesos educativos.
  • Promover una cultura que favorezca la retroalimentación del desempeño entre los distintos actores escolares, posibilitando así espacios de mayor confianza, colaboración y crecimiento.

Contenido

Módulo 1. Medición  evaluación en el contexto educativo

1.1 Nociones básicas

1.2 Confiabilidad, validez e imparcialidad en evaluación educativa

1.3 Definición del referente de la evaluación y desarrollo del marco de especificaciones

    Módulo 2. Desarrollo de instrumentos de evaluación

    2.1 Pruebas y cuestionarios

    2.2 Pautas de observación

    2.3 Tareas de desempeño y rúbricas

     

     

    Módulo 3. Análisis y uso de los resultados

    3.1 El análisis de datos y su relación con la validez del proceso evaluativo

    3.2 Las técnicas de análisis para un plan de análisis cualitativo y/o cuantitativo

    3.3 La interpretación y reflexión en el ciclo de uso de resultados evaluativos

    Módulo 4.  Uso de resultados y retroalimentación

    4.1 El ciclo de uso de datos

    4.2 Componentes para el uso formativo de los datos

    4.3 La retroalimentación formativa como herramienta para el desarrollo de la escuela

     

    Metodología

     

    El aprendizaje por indagación es una metodología de enseñanza aprendizaje a través de la cual el estudiantado ha de encontrar soluciones a una situación problema a partir de un proceso de investigación. Esta metodología se centra en afrontar problemas y en el trabajo cooperativo. El trabajo por indagación potencia el trabajo de habilidades requeridas para un trabajador en un mundo cambiante: una persona resolutiva, que sepa trabajar en equipo y tenga un pensamiento crítico. Asimismo, es una metodología que aporta mayor habilidad en los procesos científicos y matemáticos.

    Hay varias formas de trabajar bajo esta metodología: la indagación puede ser dirigida por los estudiantes, por el profesor, o bien por ambos. En cualquiera de ellas hay que tener en cuenta que el aprendizaje requiere tiempo para la asimilación y, por lo tanto, es fundamental crear espacios de reflexión.

    Para desarrollar el aprendizaje por indagación se formulará, en primer lugar, la problemática y, a partir de esta el alumnado deberá proponer hipótesis que deberán ser validadas o refutadas mediante la observación, la búsqueda bibliográfica, buscando evidencias empíricas, interpretando datos y, a partir de aquí proponer respuestas y predicciones, y exponerlas de forma argumentada.

    La evaluación considera la Evaluación de desempeño, Evaluación de producto y Evaluación de logro, desde la visión de la Evaluación auténtica, utilizando matrices de valoración. En una escala de 0 a 100, 80 será el puntaje mínimo aprobatorio.

    I

    Dirigido a:

    Docentes de Educación Media Superior

    }

    Duración

    30 horas, con 10 de ellas directas

    Modalidad

    Presencial