cursos

Evaluación de los aprendizajes

Descripción

Aunque todos reconocemos la necesidad de la evaluación, llega a suceder que al llegar a ella ponderamos diferente a lo que pensamos en un momento determinado cuando proyectamos cambiar la práctica en este proceso tan importante, ganando la premura de lo administrativo o los ánimos de conclusión de un ciclo semestral. ¿Qué sucedió en el transcurso de la impartición de mis asignaturas, en el inicio y al final? ¿Qué niveles de logro tuvimos todos al concluir? Serán interrogantes que son más probable que las dejemos y demos paso a lo inmediato.

El proceso la evaluación es parte de nuestro quehacer cotidiano, tener datos de cada uno de los actores y en situaciones específicas para tomar decisiones: no puede dejarse de lado, máxime que en los años recientes se busca su consideración para que se aplique acorde a los modelos y teorías educativas que garantizan mejor logro educativo. La Evaluación de los aprendizajes, constituye una base sobre la cual se evalúa el propio proceso de enseñanza-aprendizaje, desde una lógica que permite identificar las relaciones existentes entre los modelos de evaluación, los planteamientos conceptuales y las prácticas educativas; de tal manera que se propicie un contraste teórico-práctico en torno a las tendencias de la evaluación de los aprendizajes, y las funciones, propósitos, objetos, y herramientas que se le confieren.

Al planear consideramos la evaluación, definimos los tipos de evidencias que nos darán los elementos para revisarlas de acuerdo a indicadores, las ponderamos e incluso preparamos los instrumentos para aplicarlos en su momento; todo esto a veces lo hacemos en automático porque lo aprendimos a hacer alguna vez o porque me los exigieron, pero pocas veces reflexionamos sobre el alcance de lo que nos propusimos para entrar a un nuevo ciclo de planeaciones de una intervención mejorada. Schon (1992), al plantear el desafío de la perspectiva artística de los profesionales de la educación, considera centrales para una práctica reflexiva, el conocimiento en la acción, la reflexión en la acción y la reflexión sobre la reflexión en la acción, para explorar las relaciones las ideas con el arte de la práctica con el propósito educativo.

Por lo anterior, diseñar planes de evaluación de los aprendizajes, contextualizados y situados, será el principal propósito, con ello consideraremos los principales tipos de evaluación como necesidad de discriminarlos para diferenciarlos a la hora de la planificación. Considerar la situación específica donde labora el estudiante para que sea ahí donde aplique lo aprendido, sus planes que irá diseñando en el camino de la asignatura, para participar en las soluciones que seguramente necesita en su espacio laboral.

Por otro lado, será necesario comprender la relación que hay entre cambio y aprendizaje. Se aprende sólo cuando hay transformación de forma autopoiética, es decir a través de la reconstrucción e interpretación personal de los conocimientos que se adquieren; por último será preciso aceptar la provisionalidad de los conocimientos desde la perspectiva de la incertidumbre cognitiva en la que viven las personas. Esto supone aprender a vivir en un mundo incierto con un nivel de incertidumbre suficiente confortable y eficaz como para comprenderlo y transformarlo (Oliver, 2007).

Objetivos

Objetivo general

  • Diseñar un plan de evaluación para los aprendizajes de sus alumnos considerando los diferentes tipos de evaluación en función de los criterios momento, función y agente.

Objetivos específicos

  • Reconocer las funciones de la evaluación del proceso de aprendizaje conforme a las funciones de la evaluación
  • Reflexionar los diversos tipos de evaluación en función de varios criterios para su aplicación en el aula.
  • Identificar la evaluación auténtica, sus principios y características de la para contar con mejores evidencias de aprendizaje.
  • Diseña un plan de evaluación de su contexto determinado con la integración de nuevos enfoques que le den profundidad y datos para su análisis.

Evaluación

La evaluación está sujeta a los alcances del alumno con relación a su proyecto. El tutor será quien observe los avances del estudiante para saber si logró los objetivos del curso, si realizó las tareas requeridas y si participó en los foros.

El valor máximo en cada unidad es de 100 puntos, por lo que las evidencias que construya cada estudiante serán valoradas, de acuerdo al nivel de desarrollo logrado en cada una de ellas, de manera que los puntos pueden variar en cada unidad de trabajo. El puntaje mínimo aprobatorio será de 80 puntos.

Al final de la asignatura el estudiante tendrá un plan de ejecución del proyecto para ponerlo en marcha o incluso este ya poniéndose en marcha, lo que constituye el trabajo integrador de mayor ponderación.

 

Los indicadores que guían un buen desempeño de los estudiantes son los siguientes:

 

  • Participa de manera responsable y activa, manteniendo la comunicación permanente con su tutor y compañeros del grupo, en sesión presencial y a través de la plataforma y del correo electrónico.
  • Argumenta su postura teórica-metodológica de manera permanente.
  • Deposita sus productos y evidencias de aprendizaje de manera adecuada y puntual en los espacios diseñados para ello.
  • Promueve su propia autonomía y autorregulación para que organice su construcción de aprendizajes en los estudios virtuales.

Los indicadores para el producto final son:

 

 

  • Integra adecuadamente los conceptos de evaluación
  • Articula su proyecto a situaciones reales de su práctica docente
  • Presenta un plan completo de evaluación que supere las dificultades y vacíos que normalmente deja la evaluación
  • Reflexiona la viabilidad de su proyecto
  • Considera los factores de riesgo de su proyecto
  • Prevé una estrategia de negociación y prevención ante los riesgos
  • El proyecto se articula en si mismo de forma lógica y ordenada