innovar en educación

Septiembre de 1847 México resiste la invasion militar

Por: José Guadalupe Bermúdez Olivares

Hace algunos años escribí un texto para la revista “Por qué de Michoacán” sobre los “Niños Héroes” y el significado del 13 de septiembre para los mexicanos patriotas, hoy sentí la necesidad de recordarlo, como en muchos otros momentos al invocar la historia del pueblo de México.

En la Escuela Primaria se nos hacía rendir honores a los “Niños Héroes”, algunas preguntas teníamos como infantes, pero no tuvieron respuesta ¿Cómo era que unos niños se hicieron héroes al tirarse en el despeñadero con nuestra bandera? ¿Qué estaban haciendo? ¿Acaso no les castigaban en su casa? ¿Por qué vestían de militares? Poco o nada se nos dijo, solamente que había que hacer honores a la bandera por ser el día de los Niños héroes, para no tener problemas con los profesores saludamos y en posición de firmes atendimos el llamado.

Pasaron los años y pudimos entender el por qué los Niños héroes. Lo que no se dijo, ni se dice, es que todo fue un periodo de batallas porque Estados Unidos nos había invadido. ¡Si, efectivamente, era una invasión militar!.

Era 1847, para esto, la ciudad de Puebla había sido ocupada en mayo por el ejército invasor, sin oponer resistencia. El general Scott y sus huestes estaban ya a pocos kilómetros de la Ciudad de México.

En los primeros días de agosto, el ejército de Scott comenzó a salir de Puebla. La capital había sido fortificada y un nuevo ejército se había levantado de los despojos de los anteriores. Había optimismo en la sociedad y en el gobierno sobre poder detener a los americanos. El día 9 de agosto, a las dos de la tarde, se anunció la llegada de los americanos al Valle de México. El 19, el general Gabriel Valencia fue derrotado en Padierna; parte de la derrota fue atribuida a las desavenencias entre Santa Anna y Valencia. El 20, se peleó con valentía en Churubusco. Los americanos prácticamente ya estaban sobre la ciudad. En otro de sus típicos golpes de audacia, Santa Anna, los días 23 y 24 firma un armisticio, para oír proposiciones de paz del gobierno americano. En la casa de Alfaro tienen lugar las primeras negociaciones de paz, que los comisionados mexicanos no aceptan por las duras condiciones que se le imponían a México. El 6 de septiembre terminaba el armisticio. El 8 de septiembre el Ejército Mexicano perdió la Batalla del Molino del Rey. El 13, los americanos tomaron Chapultepec, en donde se registró el espisodio famoso de los Niños héroes. El 14 de septiembre se inicia la ocupación de la Ciudad de México, izándose la bandera de Estados Unidos de Norteamérica en el Palacio Nacional.

Santa Anna se movió con el Ejército a Guadalupe. El pueblo se vio abandonado por el Ejército y batió al enemigo por todas partes. El pueblo contaba que el “Día 14, cosa de las siete el enemigo comenzó a ocupar la ciudad por la calle de Tacuba”. Entonces el pueblo lo batía por todas direcciones y se asegura que el enemigo tuvo permiso para saquear. La confusión de México en este día no puede explicarse: vencidos y vencedores se tiroteaban en todas las calles, en todas caían muertos y en todas se robaba sin freno ni temor a nadie. Sólo se oían tiros de fusil y cañón, lamentos de los heridos y de las familias saqueadas y estropeadas, que no pudiendo huir por las calles, saltaban por las azoteas de las casas y pedían socorro que nadie podía impartirles. El ejercito mexicano había abandonado al pueblo de México para irse a proteger.

La resistencia del pueblo duró hasta el 16, en que se agotó el parque; el Ejército Mexicano permaneció en Guadalupe sin intervenir. Su participación hubiera sido decisiva para dar un descalabro al Ejército americano. Una vez más, los dirigentes de nuestro país no estuvieron a la altura del pueblo. El día 16, en Guadalupe, el general Santa Anna renunció a la Presidencia, dispuso que Manuel de la Peña y Peña se encargara del Poder Ejecutivo con dos asociados, Herrera y Alcorta, y dividió al Ejército en dos partes, era el momento de la entrega a los Estados Unidos.

Y entonces..¿Por qué no se cuenta la historia completa desde los primeros años de la escuela primaria? Por tal razón ¿Tiene razón festejar solamente olvidando a los miles de patriotas que resistieron y dieron su vida para defenderse de la invasión militar? Hoy 13 de septiembre, es un día de conmemoración, de recordar la rabia y la resistencia de nuestros patriotas. ¡Viva México, a pesar de todo!.

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *